Ley para la Defensa de la Calidad Alimentaria

 

La Ley 28/2015, de 30 de Julio,  para la Defensa de la Calidad Alimentaria fue publicada en el BOE el pasado viernes 31 de Julio de 2015. Esta esperada Ley,  que afecta a todo el sector de la alimentación en general, y por tanto al mundo de la helicicultura, ha visto por fin la luz desde que el pasado 10 de Abril de 2015 fuese presentado el Proyecto de Ley.La Ley para la Defensa de la Calidad Alimentaria trata el dar un tratamiento homogéneo a todos los operadores del sector agroalimentario sin distinguir su ámbito territorial.

 

 

Caracol leyendo el BOE

Caracol leyendo el BOE

 

Esta Ley consta de veintiséis artículos,  recogidos estos en cuatro títulos, además de cuatro disposiciones adicionales, una disposición transitoria y ocho disposiciones finales:

  • El título I, sobre disposiciones generales, establece el objeto, el ámbito de aplicación así como los fines y las definiciones básicas necesarias para el desarrollo de la misma.
  • El título II, sobre los sistemas de control de la calidad alimentaria,  regula la calidad alimentaria y los sistemas de control que se aplican al respecto, teniendo en cuenta las nuevas tendencias en materia de control que de forma específica afectan a la alimentación.
  • El título III establece el régimen sancionador básico aplicable en materia de control de la calidad alimentaria, tipificando las infracciones cometidas por los operadores en relación con la legislación alimentaria compuesto por las normas de obligado cumplimiento dictadas por las Administraciones competentes en cada sector y en la normativa horizontal aplicable, así como aquellas recogidas en la presente ley que quedan clasificadas en los grupos de leves, graves y muy graves y fijando los límites de las sanciones aplicables en cada caso.
  • Por último, el título IV, sobre cooperación entre administraciones,  recoge los aspectos relacionados con la colaboración y cooperación entre las distintas Administraciones públicas en el ámbito de esta ley.

 

Tanto por la amplitud del ámbito al que afecta, como por la intención de regular los sistemas de control de calidad alimentaria, así como por las sanciones e infracciones previstas, es de presuponer que esta Ley es una de las más importantes para el sector agroalimentario en general así como para el sector helicícola en particular.   De hecho, los productores u operadores de las granjas de caracoles, venimos demandando desde hace tiempo una mayor regulación en la venta del caracol como producto alimenticio.

Todavía tendremos que esperar a la aplicación efectiva de La Ley para la Calidad Alimentaria, así como a su desarrollo por los correspondientes reglamentos, pero desde Caracoles La Costa estamos en el convencimiento de que esta Ley es una gran noticia para el mundo de la helicicultura.

En sucesivos artículos analizaremos los puntos más importantes de la Ley, mientras tanto desde el siguiente enlace puede Ud. descargarla:

 

Ley 28/2015, de 30 de Julio,  para la Defensa de la Calidad Alimentaria.