RECETA DE CARACOLES DE GRANJA GRANADINOS EN SALSA DE ALMENDRAS

Caracoles de Granja Granadinos en Salsa de Almendras.

Si os gusta el mojeteo y los caracoles, ¡¡ preparaos !!. Esta es una receta de las de coger un buen trozo de pan, hartarse de mojar en la salsa, disfrutar comiendo los caracoles de granja granadinos e incluso no cortarse en chupar la cáscara para que dentro no se quede nada de la deliciosa salsa de almendras.

Caracoles de Granja Granadinos en Salsa de Almendras

Caracoles de Granja Granadinos en Salsa de Almendras

Ingredientes.

Para preparar la receta de Caracoles de Granja Granadinos en salsa de Almendras necesitaremos:

1kg de Caracoles de Granja Granadinos. (Los puedes conseguir aquí).

Aceite de Oliva.

Un vasito de vino blanco.

1 Cebolleta grande

2 ó 3 Dientes de ajo.

2 Tomates maduros.

1 Cayena pequeña.

Un puñado de almendras (15-20).

Una rebanada de pan.

Pimienta molida.

Unos granos de comino.

Unos poco de hierbabuena.

Un poco de perejil.

Una hoja de laurel.

Colorante alimentario.

Agua y sal.

Elaboración.

Lavamos los caracoles varias veces introduciéndolos en agua fría con un chorro de vinagre y cambiando el agua también varias veces. A continuación los iremos enjuagando uno a uno y apartando. Hay que tener en cuenta que los Caracoles de Granja Granadinos ya vienen limpios y purgados, por lo cual no tendremos que realizar el proceso de purgado nosotros. Esto nos ahorra mucho tiempo y nos da la garantía de que estamos consumiendo un producto controlado sanitáriamente. Así que, si no utilizáis caracoles de granja, hay que proceder al purgado previo, pero no vale la pena complicarse.

Metemos los Caracoles Granadinos de Granja en una olla grande con agua fría, con el fuego muy lento, para que vayan sacando el cuerpo. En ese instante tenemos que subir el fuego al máximo y mantenemos unos minutos. A continuación bajamos de nuevo a fuego suave durante media hora. Apartar y reservar cuando terminemos.

Mientras que hemos estado cociendo los caracoles podemos picar muy finita la parte blanca de la cebolleta y la pochamos en aceite de oliva. Aprovechamos que está pochando la cebolleta para rallar los dos tomates maduros, picar el perejil, los ajos y la cayena. Una vez pochada la cebolleta añadimos lo demás, añadimos un poco de pimiento molida y dejamos, a fuego lento siempre, que vaya haciéndose el sofrito hasta que reduzca el tomate.

Aparte tenemos que freír también en aceite de oliva, las almendras primero y la rebanada de pan después, (por favor que no sea pan de molde). Controlemos el fuego, porque estos productos se queman con mucha facilidad, ¡así que pendientes!. Una vez fritos, tanto las almendras como el pan, deben escurrir el aceite.

A continuación pasamos al vaso de la batidora el sofrito, el pan, las almendras, el vino blanco y un poco de agua para poder molerlo todo fácilmente y molemos hasta que quede una salsa muy fina.

En una cacerola amplia añadimos esta salsa junto a los Caracoles de Granja Granadinos, unos granos de comino, una hoja de laurel, una ramita de hierbabuena troceada, agua hasta cubrir los caracoles y un poco de colorante alimentario. Añadimos sal y dejamos cocer durante media hora removiendo de vez en cuando y controlando el fuego para que no se pegue la salsa. Si es necesario añadiremos más agua hasta que consigamos el punto de espesor que nos guste.

¡¡Buen provecho y disfruten de esta rica receta!!